Saltar al contenido

¿El Colegio profesional de masajistas existe?

masajistas

Los masajistas bien sea por sobrecargas musculares, malas posturas o simplemente por estética, los masajistas suelen hoy en día muy demandados.

Y es que las personas buscan aliviar sus dolencias e incluso por solo cuidado personal el servicio de estos profesionales. Si te preguntas si ¿existe un colegio profesional de masajistas? Aquí te damos la respuesta.

Y es que a pesar de las confusiones que pueden existir en torno a esta especialidad, es que la verdad no existe un colegio profesional de masajista ni una titulación legal que los acredite ya sea como técnico o técnico superior en masajista.

Entonces, esta profesión como tal, no se encuentra regulada, sin embargo, existen especialidades y cursos que permiten la formación profesional para realizar este tipo de trabajo. Y para ello hay que tener en cuenta cuales son las competencias de un masajista y conocer las limitaciones existentes para no generar conflictos con profesiones tan reguladas como la fisioterapia.

Competencias del masajista

Ya conociendo esto, se debe saber qué tipo de masajista quieres ser, ya que las competencias pueden ser muy amplias, en el sector de terapias manuales por ejemplo. Esto con la finalidad de ejercer como masajista sin instruirse en campos que sí cuentan con la titulación legal como los fisioterapeutas.

Por lo que para trabajar o ejercer como masajista hay que tener claro que en cualquier de sus especialidades no se realice como tratamiento a alguna patología.

¿Qué hay que estudiar para ser masajista?

Entonces, teniendo en cuenta que no existe un colegio profesional de masajistas y las competencias, aquellas personas que deseen optar por el masaje como una profesión deberán realizar diversos cursos que le acrediten en el campo del masaje como un profesional, así como las diversas especialidades que se dividen de esta práctica.

Eso si, hay que tener en cuenta que los masajistas sensitivos no pueden colegiarse.

Algunos de estos son:

  • Curso de quiromasaje: con los quiromasajes podrás ayudar a solventar problemas físicos a nivel muscular. Esta formación suele ser una de las más recurridas ya que el campo de trabajo es más amplio y permite ejercer con mayor facilidad de manera autónoma.
  • Curso de quiropraxia: Al estudiar quiropraxia podrás manejar alteraciones de las vértebras por traumas físicos, los quiroprácticos suelen tener la capacidad de solucionar además problemas que afecten la estructura esquelética y los nervios, es decir prevenir trastornos neuromusculoesquelético.

Por lo tanto, tendrás la facultad de poder aplicar tratamiento de ajuste vertebral. Manipulaciones de articulaciones y tejidos blandos de manera segura.

  •  Curso de osteopatía: Al realizar estudios en osteopatía, te estarás instruyendo para manipular de manera correcta y profesional la columna vertebral y extremidades, así como todo en relación al sistema músculo esquelético y el sistema nervioso.

Especialidades para ser masajista

Para ser masajista puedes especializarte en diferentes áreas o en una en concreto, por lo que el medio de trabajo suele ser bastante amplio. Escoger una especialidad va en función a tus gustos e intereses profesionales.

De esta manera, a continuación te mostramos las principales especialidades para ser masajista y en las cuales podrás conseguir oportunidades de trabajo para que explotes todo tu potencial.

Masaje relajante

Los masajistas especializados en masajes relajantes tienen el objetivo de ayudar en la regeneración y activación del organismo, este tipo de masajes son muy demandados, ya que ayudan a eliminar o disminuir el estrés y cansancios físicos y mentales.

Igualmente, aquellos que se centran en esta especialidad ofrecen al cliente un aumento del confort, descanso, regulación de tensión y liberación de endorfinas.

Masaje estético

En esta especialidad se realizan masajes desde el punto de vista estético con la finalidad de mejorar la piel. Ya sea para eliminar células muertas, combatir la flacidez, tonificar, reducir o eliminar líquido acumulado y más. Esta especialidad suele abarcan un amplio catálogo en el mundo de la belleza y suele ser bastante demandado.

Masaje de alivio

Aquellos que se centren más en la parte de recuperación, especializarse en masajes de alivio sería lo más ideal. Con esta opción pueden trabajar para la estimulación de la circulación, mejorar tejidos musculares, eliminar toxinas y de esta manera aliviar problemas neuromusculares y músculo esquelético.

Masaje preventivo

Este tipo de masajes es realizado en pacientes que sufran de lesiones por sobrecarga o sobreesfuerzo, igualmente, son muy utilizados en el mundo deportivo.

Masaje deportivo

Los masajistas que ejercen en el mundo deportivo, se especializan en  masajes específicos y avanzados para deportistas, por lo que las técnicas aprendidas en esta especialidad son en función del tipo de entrenamiento que realice la persona, ya que no serán los mismos los masajes realizados antes de iniciar una competencia a los que se realicen después. Además, se enfocan en mantener la condición física o recuperación de lesiones y suelen ser altamente demandados.

Trabajar como masajista

Ejercer como masajista profesional es legal, y se puede trabajar tanto por cuenta propia como ajena. Ser masajistas ya sea a domicilio, en centros de estética, clubes deportivos, balnearios, hoteles, entre otros.

En el campo de los masajes existen amplias opciones para laboral, incluso como auxiliares de enfermería, ayudantes de fisioterapeutas, terapias alternativas, tratamientos de estética y bienestar, naturópatas, etc.

Siempre y cuando se encuentren reconocidos legalmente ante la Administración General de Seguridad Social o el Ministerio de Hacienda.